domingo, 11 de marzo de 2012

JORGE GAITÁN DURÁN Y SU: SI MAÑANA DESPIERTO

SI MAÑANA DESPIERTO es en poesía el libro último de Jorge Garitán Durán, presidido por la luz, la canícula del mediodía y el violento, casi insaciable gesto de a un tiempo crear y abolir los límites de la conciencia. Libro acerca del cual apunta, su par en la Generación de Mito, Fernando Charry Lara: "Me recordó este título, sigue recordándome sin proponérselo, aquellos versos de Ramón López Velarde: `Lumbre divina, en cuyas lenguas cada mañana me despierto:- un día, al entreabrir los ojos-, antes que muera estaré muerto´...

`La combinación de poesías y textos de prosa, en esas páginas, obedece  a un rasgo acentuado de manera cada vez más firme en la obra de Gaitán Durán. El poema busca, más allá de las palabras y de la imagen, ese innombrable momento en el que la emoción inteletual coincide con la vibración lírica". Y más adelante afirma Charry Lara: "Los fragmentos en prosa del DIARIO, que acompañan a los poemas de SI MAÑANA DESPIERTO, no se proponen un designio poético inmediato...Entre éstos vuelve el erotismo, entendido tanto en lo que se refiere al desnudo y deslumbrador momento de la conjunción amorosa, como a sus proyecciones hacia la muerte, el vacío y la soledad humana. La invasión fúnebre penetra fantasmalmente dos seres que se confunden en el abrazo. Una copa de terror bebe el amante junto al cuerpo amado..."

La luz es vértigo y éxtasis, aún amor trascendente:

Únicamente por reunirse con Sofía von Kühn
Amante de trece años, Novalis creyó en el otro mundo.
Mas yo creo en soles, nieves árboles,
en la mariposa blanca sobre la rosa roja...

Y añade Charry: "En la poesía de Gaitán Durán persevera, en ráfagas insaciables, una voluptuosidad que se mira a sí misma. Preocupada, su actitud persigue el descubrimiento de aspectos recónditos de los que a primera vista se sospechan en el amor. `Los cuerpos yuntados -dice- son himno, poema, palabra. El poema es acto erótico´. Comprueba que el hombre y la mujer que se aman son calavera y son huesos y son muerte antes de la muerte. El epígrafe de Quevedo, insistente de ruinas y defunciones, nos da una de las claves de este hermoso libro".

No hay comentarios:

Publicar un comentario