viernes, 30 de marzo de 2012

UNGARETTI Y LA POESÍA COLOMBIANA DE LOS AÑOS SETENTAS

Italiano, pero de ideario y obra especialmente cercanos a los poetas colombianos posteriores a los de la Generación de MITO, y que se dieron a conocer hacia los inicios de los años setentas (G. Quessep venía de sus estudios de Lectura Dantis en Florencia y G. García Maffla lo lleva en lus acestros de sangre, con los del Valle del Cauca que dio  la Novela Fundacional de Colombia: MARÍA , en edición crítica que debemos a la investigadora también italiana María Teresa Cristina,), el poeta  Ungaretti guió nuestra nueva poesía hacia el decir próximo a lo hermético, pero también la sumerge en claros enunciados humanos.  Hizo Ungaretti   parte de las Vanguardias de Latinoamérica, en una  poesía metafísica que es también visceral. Próximo, más a nuestra lengua por sus estudios de Góngora y al pensamiento bíblico del mundo de Manrique en sus COPLAS.

De él anotó José Luis Muñoz Aspiri, de Argentina: ""Ungaretti ha sido profesor de Literatura Italiana  en la Universidad de San Pablo, en el Brasil...Una selección de sus poesías  fué publicada en Buenos Aires en 1936, en versión española de P. J. Vignale". Con poemas próximos a la llamada, entre nosotros y por James Alstrum: GENERACIÓN DE GOLPE DE DADOS, ha analizado desde Florencia  Martha Canfield, y con la alusión a su par Mallarmé, en Colombia, uno de los poemas de Ungaretti:  "El Tiempo es mudo", reza:

El tiempo es mudo entre cañas inmóviles...
Lejos de los muelles, a la deriva, una canoa.
Agotado, inerte, el remero. Los cielos,
decaídos en abismos de humo.
Asomado en vano a la orilla de los recuerdos,
caer quizá fué suerte.
                              No supe
que mundo y mente son ilusión igual,
que en el misterio de las propias olas
toda terrena voz naufraga.

                                                                E. FRIZARDI


No hay comentarios:

Publicar un comentario