domingo, 11 de marzo de 2012

VERSOS DEL CABALLERO EN LA ORDEN DE LA DESESPERANZA

AQUÍ
Aquí algunos
Fragmentos de mis voces,
Cuando de vigía hice,
Que otra era esa navegación,
Lejos de mis almenas, del puente
Levadizo hacia mi alma y hacia mis
Armas, cuando, aún más lejos del Solar
De mis Gracias, callé o fuí acallado
Pues otra causa era la ofrecida
Otro el emblema en armas ayer
Blancas. Y viajaba por landas, junto a
Lagos de llanto en la desesperanza; sí que
Mejor me hubiera sido, con los ojos
Ya puestos en el cielo, aunque aún
En el vuelo de La Caza, y
En medio de la oscura marea humana:
Monje en la Orden del Desprendimiento...

Y AHORA
Y ahora el viento
Canta entre mi Yelmo,
Entre mis huesos alza su canción
A lo finito por más verdadero
Para orar, para componer versos
No ya de trovadores sino de olvidados
Juglares, que a la su gesta
Si escrita estaba en el iris, en las pupilas
De sus ojos, y de su espera
Partieron para hacerla y relatarla
Al son de este viento. Me lo dijeron:
"Vive si puedes", también por la caída
Entre mis manos, si en mi corazón de sí al fin dejado.

QUÉ
Qué distante
La orilla de los seres
Si que tan enemiga por amada.
¡Ay! Entre la fronda, también
Una oscura paloma quisiera abrigarse,
No entre mi armadura
En un rincón de la vigilia puesta
Por azar y destino, por el silencio a voces
Del vigía, o por las hojas
Si por las iluminaciones del pasado,
Que por el viento caen a mis pies
Si está viva la savia aún en sus venas,
Si está el amor aún a lo amado
Aún en la enseña del escudo, la del duelo
De ser, no haber sido, de no poder hacer
Ya nada o a mí mismo,
Como el segador con sus gavillas
En el aire del tiempo, que a una nube
Ascienden, esa del No-saber, del no ser visto
(Ahora, si puedes, vive...)
Por los adoradores de los signos, ya que los cirios...

No hay comentarios:

Publicar un comentario