sábado, 23 de junio de 2012

EN TORNO AL POEMA DE: I. A., ABAJO TRANSCRITO

                                                  PRESENTACIÓN


Poema de desapariciones. Analogías: la música como la vida, existe por sí misma. ¿Quiere el poeta una analogía o quiere romper con el sistema analógico. El pájaro habita el poema como una presencia. Si se piensa que esto ocurrió, está dada generandose una imagen concreta de la realidad. Un estar afuera. Lo desconocido, selva que abre sendas y posibilidades... ¿Si no hay programa, hay pentagrama?

El poema entra en una línea límite de la representación. El poeta encuentra  correspondencias por las cuales el lector entra como penetra a un entramado de lo original, o de lo primitivo. División entre lo irreal y la ilusión. El poema no es un hallazgo, sino un encuentro. ¿Concuerdan, por esencia, las zonas todas de la realidad? A las palabras les está negado todo indicar algo para ser dicho...Escenario por selva; música por pregunta...Se espera lo desconocido, tanto para los músicos como para el auditorio: "no hay saludo". Tambiém el poema nos observa: ¿Qué les sucede a los músicos y qué a los espectadores?  ¿Por qué aquí el salto de lo más cultivado a lo más salvaje? La música vuela. Está el sentido de "duració"·: ¿Es cotejable la composición de un poema a la de una pieza de música? Se entra en la dimensión de lo "Desconcertante"

¿Hay en el poema una pregunta por la esencia de la musica? Finalmente, nada existiría: ni la música, ni el poema , ni la selva, ni el pájaro. Poema Post-Metafísico. El espacio en el cual está construída nuestra y esta realidad hace que el "yo" desaparezca, y´surja el no saber con qu alguien se va a encontrar. ¿Prima el movimiento o prima la quietud? En la segunda puede darse el primero, como en el primero la segunda. Poema de apariciones.No hay un regreso al origen, pues éste permanece ahí a través de la música que habla por sí misma. Acorde, grito o ausencia de sonidos. Un ensayar para un concierto está más hecho de notas que se callan. El poema está poblado de sonidos. ¿Orden o libertad? Movimiento: ¿Orden de los músicos en el escenario o libertad del pájaro en la selva? Quizás sí hay partitura, como hay una fronda en la selva, y los músicos saben qué van a interpretar. Razón e instinto: ¿Lo sabía el poeta?

La conjunción de voces se hace en un callar anterior poblado de vuelos; selva es término semejante no "selvático" sino a "salvación", pero sabemos que ésta es de NADA, que viene de nadie; lo músicos no se oyen el uno al otro en su ensayo, porque la recreación del instante sobre lo ya escrito es nueva escritura sobre lo transescrito ya en el pentagrama de las ramas de la conciencia atenta a sus sonidos, como ritmo de algo próximo a "Nada", y por lo mismo con posibilidades de algún día hallarse pleno, acaso cuando el público que asistió al concierto haya partido.

Catalina Laserna
Felipe Vaughan
Claudia Díaz Toledo
Jaime García Maffla

No hay comentarios:

Publicar un comentario