viernes, 31 de agosto de 2012

SENTIR

El sentir, todo sentir (sea en respuesta al mundo, sea que desde el inconsciente aflore), cobija cada acto o acción -aún aquellos que en apariencia, o en la inmediatez. se dibujan tras un telón hostil, se dan en el tablado de la hostilidad ante alguien o algo-, con un manto de no pertenencia a "eso" -presencia o instancia- del mundo, o a "eso" inmediato... Vive por y desde sí, buscando hacerse fracción de lo esencial de aquello, entonces, que se ha puesto delante suyo, así sea para su negación: no verlo, no seguir el signo de su senda, si da la vida al sino del callar, la imprecación o la incomunicación, que son no comprender, por una materia que le es extraña.

Queda el sentir, que si se ha replegado en el Sentido, habrá de desplegarse en las tonalidades todas del Sentimiento. Sentir o Sentimiento. Abismo o firmamento...Firmamento y abismo  en la persona como portadora de "lo indecible o intransferible". Entonces el actuar engendra el equívoco: la aridez que se vierte hacia lo humano más puro y más desconocido. El silencio devela las señales de aquello que se ha rebelado en las palabras: aceptación, ya en el Sentimiento, y lejos del Sentir, gracias al cual se han abierto los ojos, si primero los cierra, como en el "amar", distinto del amor. ¿Cuál paisaje se abre bajo un firmamento, creado por haber sido antes aguardado?

Lo más entrañable iría, acaso, hacia el extrañamiento, al compartir un mismo Cosmos a la vez hecho de imperativos inconscientes, como de la donación de sí por la consciencia. ¿Saber de algo? ¿Ser ignorado por ese algo que no puede saberse? Hay siempre un canto de alabanza y un duelo, un enaltecimiento que toma de su mano al vencimiento, aunque sólo para sus propios alianza y alimento. En el juego entre los dos términos -Sentir y Sentimiento- está el ser dueño de sí cuando se ha perdido ya el centro de sí: razón o suelo firme -como únicos- para que germine o aliente lo esencial...¿A donde ir, entonces, cómo permanecer, estar, seguir o ser una presencia que, al fin de todo, acoja cuando ha dejado de estar, allí delante, la acogida...?

No hay comentarios:

Publicar un comentario