sábado, 8 de septiembre de 2012

REGRESAR

REGRESAR

No consignado
Por ninguna Escritura:
Regresar...
El sendero es de regreso
Y nuestros pies tocan las mismas huellas
Un día dejadas, cuando todo era ir...

Ahora se ha cumplido aquello
Dentro nuestro aguardado
Y en la fracción
 Del mundo  o de la Vida
Que nos era mostrada
Por una mano amada para ir y seguir,
Cuando ignorábamos que al final del sendero
Se alzaban ya las mismas almenas
Del castillo interior de nuestro origen.

Y  las señas decían
Que el final era sólo un retorno,
Ya despojados de los atavíos
Inocuos del viajero
Que, al cabo, entre anuncios
Aún certezas, aún posesiones,
Y bajo las señales de otros cielos
Ya tras los cumplimientos, no fueron necesarios...

Nadie podría saberlo:
Señas negadas por las marcas
En cortezas de árboles que semejaban
Ser vistas, o imaginadas, aún anunciadas
El día de la partida hacia lo ilímite.
Era -es-,
El lienzo y el dibujo
Blanco e indescifrabe de, al haber partido
Ya sólo al ir, llevar los Signos de estar de regreso.
                                               Jaime García Maffla


No hay comentarios:

Publicar un comentario