domingo, 7 de octubre de 2012

LA EXPERIENCIA POÉTICA

EXISTENCIA, RAZÓN Y PALPITAR DE LO POÉTICO...

No es la poesía, ni es el poema: es la vibración, con su lugar, del sentir o una hoja o ala o emoción, o de  mano o anhelo o mirada, de una evocación o voz...Luego una palabra para fijarlo en el poema, y desde éste definir  la Poesía, concepto e idea abstactos siempre. Entonces, lo poético es persona... Tal vez la cuarta de la Trinidad, sólo que se muestra más claro en la nieve que en una bendición, siendo un ritual del corazón en vela de sí mismo y atento a su única, personal e intransferible materia. Visible como el rasto del viento, tangible como la luz que hace abrir a unos ojos, lo poético lleva no obstante, el bordón del peregrino, que es la mano que habrá de fijatrlo tras el habla y el estremecimiento. Es, sí, la más alta, clara y racional o filosófica definición del SER, ese que es abordado tanto por la física como por la metafísica o aún por el ritual, la contemplación o el conjuro: estar allí, vivir...

Presencia y ausencia. Visión que al horadar el tiempo por venir deja en nuestras manos lo ya pasado en ese mismo tiempo y en nuestra intimidad. Roca del mamantial cristalino de la respiración, acorde con el rtmo y la música de las esferas, o un jarrón de flores en el centro de la mesa. Ausencia de cuanto está presente, devuelve al "presente" todo aquello que había partido y todo aquello que un día vendra. Iluminación, ir a un Absoluto; venir de él... Una palabra hecha de silencio, un silencio hecho de ecos, un eco hecho de labios que han callado.Lo indecible mueve nuestra conciencia: hace que sea y aliente... Estar y no estar; ser y no ser, es el No-ser como figura de un No-saber...Sabiduría y conocimiento plenos y únicos, últimos e irreductibles, depositados sólo en nuestra y desde su "experiencia". Fdo.: MONTE LU: GRUPO DE ESTUDIO DE LO POÉTICO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario