sábado, 10 de noviembre de 2012

NO SABERSE

NO SABERSE

Ha pasado el viento
por entre el silencio de las manos.

Quietas, señalan
un sendero
inaisible al pensamiento
una invisible luz al sentimiento
que, por azar, de
esas manos ha caído en la espera.

El viento viaja
por unas alas transparentes
e inmóviles...Así ese su vuelo.

Si algo pudiera al fin asirse,
desde sí hacia sí, y
oírse
por entre las presencias interiores.

Si algo ganara su sola presencia
no en la
Contemplación
no en la Espera, sino en otras
palabras
cuyas letras le guarden o acojan.

Sería la verdad del callar de la voz en labios del decir...

No hay comentarios:

Publicar un comentario