sábado, 26 de octubre de 2013

UNA OBRA EN POESÍA

Desde cuando se fijó el mundo de la Modernidad, para la Literatura -pues otro es para la Historia, otro para la Religión, otro para la Ciencia y en tiempos distintos-, un poeta deja a lo largo de una vida creadora plena, de más o menos 60 años, por promedio unos 300 poemas. Esto en primer término, pues en término segundo tales poemas al llegar al LIBRO, no lo hacen como un conjunto o agregado, sino como una secuencia interior que debería, de forma unitaria y ascendente, leerse de comienzo a fin. El primer gran ejemplo lo da Baudelaire, quien acuña el término para la Poesía -y Modernidad, desde Europa, es diferente del Modernismo hispanoamericano-; cuando libro equivalente a Obra que va creciendo y que es reunida bajo un sólo título, como el excepcional CÁNTICO del español Jorge Guillén, con ciertos anuncios, sí, del pasado en siglos,como el CANCIONERO, de Petrarca en el Renacimiento. Se llega a la noción de que el poema influye sobre el poeta, y que es también creador del siguiente poema que el mismo poeta escribirá. Pero la más honda noción es aquella de que la verdadera experiencia poética es la misma composición del poema, al adentrarse en aventura impar, el autor en sus propios visión e intuición, pasado no anecdótico sino emotivo, cerco de palabras, ritmos e imágenes, sobre el escenario de sus objetos interiores, que no vienen de la Fantasía como en el caso de la Literatura, sino de la Imaginación. Imaginación es Inspiración y vibración poética o Poesía en el poema es "emoción recordada en serenidad..." ya al decir de W. W. En la América Latina está, sea el caso la POESÍA VERTICAL, de Roberto Juarroz, como en Norteamérica HOJAS DE HIERBA de W. W. Allí están también pero desde Italia, los CANTOS de Pound. Para Colombia  J. A. Silva, en conciencia, propósito y tensión únicas hacia la poesía universal de entonces, la deliberada serie aislable y aislada ya, de sus siempre a cada lectura nuevos y que engendran en el lector el móvil de una actitud de arte: NOCTURNOS, con su origen en las RIMAS  de G. A. Bécquer, pero cotejables en intención y ejecución con los 13 poemas que dejara San Juan de la Cruz o aún PRIMERO SUEÑO  de Sor Juana Inés, desde el Reino de Trapobana que quería visitar don Quijote: México.


No hay comentarios:

Publicar un comentario