miércoles, 4 de diciembre de 2013

EL CANTAR DE MÍO CID

                                               DOS O TRES ENIGMAS
Dentro de un tipo se composición elemental -los cantares de gesta de Europa-, el de Mío Cid está rodeado de enigmas. No seconoció por los lectores de España hasta el S. XVII, siendo que fué compuesto hacia 1140. Inicialmente, como toda epopeya es anónimo, pero no está determinado si son dos o uno sus autores. De optar por uno, sería un juglar nacido en Medinacelli, en la línea fronteriza entre los reinos cristianos y el Al Andalus. Fué cantado por su autor a un púbico que conocía la historia del personaje, muerto sólo cuarenta años antes, y vivas sus estampa y memoria en los oyentes; pero el juglar varió los episodios centrales e hizo que su fantasía diera vida a otros, como en en las bodas de las hijas del Cid, que no corresponden a los sucesos reales. El personaje, se mueve entre dos mundos, pues bautizado como Rodrigo Díaz de Vivar, es llamado Mio Cid, "Mi Señor"  en árabe, lo cual dice que era más querido y hecho suyo en reinos del Islam que en los Condados cristianos, como su natal Castilla...
 Se lo confronta con el Romancero, y los episodios difieren aún más. Pero aquello que  lleva sobre sí un enigma mayor es el que salió de Vivar no en nombre de su Rey sino en exilio, tras incierta o aún imaginada delación y sólo por ganarse el pan para los suyos, pero termina su empresa hasta Valencia convirtiendo una situación privada en una Guerra Santa y nacional. Viene la humillación del Rey Alfonso en Toledo, obligándolo a darle el perdón, pues tiene más riquezas y tierras que el Monarca, así como le arrebata un don sólo concedido a los reyes y al Papa, el hacer a un clérigo Obispo. Aún desea con su poder pasar al África y hacerla suya. Le acompañan sirvientes latinados y juglares (de: jocularis, como Malanda), para que lo diviertan en su Corte. Su espada Tizona, aún corta enemigos de arriba a abajo, más que la del Rey Arturo en sus aisladas e imperiales Islas...Hoy Cataluña, con su Conde de entonces, R de Berenger, no se separa de España por las virtudes de Doña Ximena...

No hay comentarios:

Publicar un comentario