viernes, 6 de marzo de 2015

EL SER Y EL TIEMPO

                                             VISITA ÚLTIMA

La última vez que visité a mi maestro, en compañía de Pablo García Arias, estaba sentado en un amplio sillón, en su tercer piso, mirando cóo subía la construcción de un edificio. "Esos obreros aman el peligro...", dijo, para añadir que en ese momento se ocupaba de la lectura en la relectura de  las CONVERSACIONES de Goethe con Eckermann. Pero añadió luego: -"Mi Maestro" -y aludía a Martín Heidegguer- a cuyos cursos había asistido en Friburgo, y repitió la idea central de su SER Y TIEMPO: "El hombre es un ser para la muerte".

Años atrás había yo hablado con él de la muerte, y sonrió diciéndome: "Jaime,es nuestra amiga, y la llevamos en el hombro", tocándo con gesto rapido su hombro en asociación de quien sobre él lleva a un misterioso pájaro que se ha posado a órdenes del Destino. Cuando era yo su alumno en la Universidad, nos repartía la revista ECO, y siempre volvía a la que para entonces se había vuelto entrañable correspondencia suya con el poeta español de la Generación del 27, Luis Cernuda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario