sábado, 6 de febrero de 2016

REINO DE LA NECESIDAD

                                    PUERTAS CERRADAS...

En la Universidad...Es llegada del mundo útil en la suplantación del saber por la información...Desde un dejar de ser para el "hacer"; arboledas que se alzan entre la Realidad y el Deseo: sus frutos caen sin alcanzar desde sí su sazón, el no llegar a ser lo que  "se es". El pensar en derrota, y la figuración y del impostor...Se abren las puertas al sacrificio que se demanda al día del alma para la edificación de las noches del mundo de los sentidos: crucifixión y goce. Quien no está en un esquema: a la mazmorra...Desde el agonizar de lo intangible al fasto del cristal pleno a darse a aquel que ha quitado a esa alma su inasible forma  dadora del fondo de las formas...Puertas cerradas a manos abiertas; manos abiertas ante puertas cerradas. Lo aparente en figura de lo cierto, para el depredador, quien es el mismo dador del dolor a aquel que nada puede sino cuanto se abra en pétalos de lo un día antiguo humano, ya caídos por el viento cálido del falsario, príncipe en el Reino de la Necesidad que aniquila a quien es solicitado por su ser, sin ojos para él, sino el exilio...Es el engaño de toda acogida: señuelo de mostrarse inocente para la fragua de las cadenas y las aboliciones...Mazmorra, pues y por dinero ya  las aulas:

                    "Ustedes que se creen grandes señores,
                    ¿Hasta cuando ofenderán mi honor?
                                       S. 4.

No hay comentarios:

Publicar un comentario