martes, 10 de julio de 2012

DEL LEMA DE THEL

DE WILLIAM BLAKE: FRAGMENTOS EN PARÁFRASIS DE MONTE LU

¿Qué son tres cosas: comprender, dar - o darse-  y amar? La comprensión es una aceptación, el dar es un olvido de sí mismo, y este amor no es como el amar a otro ser humano, sino un estar -siendo su Gracia-  despojado en la Creación toda  . ¿Y qué se "es", si no se lo es para la generosidad de recibir? Como ella dijo:

Soy una raíz entre las aguas; mi pequeñez habita
en los más hondos valles, y es tan débil como la mariposa
que roza mis cabellos...Desde el cielo me visita
y camina conmigo por el valle El que sonríe a todas las cosas.

Responde Thel: Virgen peqeueña del valle pacifico,
que te has dado a quienes no pueden mendigar,
a los sin voz y a los fatigados...

¿Quién sabrá de mi sitio cuando abandone estre trono de perlas?

Reina de la llanura, le dice el Lirio: pregunta a la nube
y te dirá por qué arde y cómo en la mañana
deja en el aire su ignorada belleza. Desciende, nube
y muéstrate ante  el misterio Thel.

La nube desciende, y el Lirio vuelve la cabeza
para ir a su eterno y lento oficio entre la hierba.

Recuerdo que es olvido para elevar la vida, la fatiga se dá aún entre el agua, en cuya superficie se reflejan formas de lo intocado,
de una pureza semejante a aquella que toca al rocío: "¡Ah! Como un arcoiris es Thel,como una nube que se aleja"... Y este alejarse es aproximarse para pertenecer a aquello que sólo está allí, solo en un rostro que está para contemplación de todo espíritu: "como la voz de la paloma, como el día transeúnte, como música en el aire". Toda sabiduría es sólo dar un paso para entregarse, para volver, acaso, a la eterna sonrisa del olvido...:

¿Cabe la Sabiduría en un cetro de plata
o en Amor en un cuenco dorado...?

No hay comentarios:

Publicar un comentario